Por qué conocer tu cuerpo te ayudará a mejorar tu vida

conectar-cuerpo

¿Cómo está tu columna vertebral ahora mismo? Fíjate en ella. ¿La tienes doblada, erguida, encorbada…? Tómate un momento para notarla. Observa si tu cuello está hacia adelante o hacia atrás. O si hay suficiente espacio en tu caja pélvica para acoger el sacro. Si, por ejemplo, estás sentada con las piernas cruzadas, ¿qué tal si pruebas a abrirlas, a permitir que haya algo más de amplitud? Recorre tu columna de abajo a arriba. Tómate un momento para hacerlo.

¿Cómo la definirías? Si tuvieras que ponerle una palabra, una imagen, una sensación, una textura… ¿Cómo dirías que está tu columna? Busca una frase que la defina.

Acabas de escuchar una parte de tu cuerpo, tu columna. Escuchar tu cuerpo es estar atenta a la información que llega por su parte. Es detenerte a sentir lo que él necesita.

Tu cuerpo está siempre contigo, acompañándote en todos los acontecimientos que vives. De hecho, te relacionas con el mundo gracias a él. Sin cuerpo no podrías interactuar con otras personas, con objetos ni con nada. Porque no hay nadie en el mundo que sea solo una mente. Todavía no hay cabezas pensantes insertadas en líquidos al estilo Futurama. Tú eres tu cuerpo.

Y tu cuerpo reacciona a los estímulos que se le presentan. Recibe un estímulo, lo interpreta y da una respuesta. Esta respuesta viene dada en forma de sensaciones, dolores, imágenes, movimientos o posturas concretas.

Esta es la forma que tiene el cuerpo de mandarte un mensaje. Un mensaje que habla de ti, tu mundo interior, tus motivaciones, tus emociones, la forma en la que encaras la vida.

Por esto, saber cómo él reacciona ante ciertas circunstancias, te permite saber cómo reaccionas tú ante la vida. Te permite conocerte de forma profunda y directa. En tu cuerpo no hay dudas. Hay conexión con lo que realmente deseas.

Y solo cuando sabes lo que quieres de verdad, puedes gestionar tu vida de forma más satisfactoria. Puedes vivirla según lo que tú escojas, no lo que alguien ha escogido para ti. Escuchar tu cuerpo te permite tomar decisiones en conexión contigo misma.

En resumen, el proceso vendría a ser así:

  • No podemos separarnos de nuestro cuerpo a lo largo de la vida.

  • El cuerpo nos manda información a través de sensaciones, dolores, tensiones y emociones.

  • Estas sensaciones y emociones hablan acerca de cómo somos nosotras, nuestras creencias, nuestros miedos, nuestra educación, etc.

  • Cuando somos conscientes de las normas que rigen nuestra vida, podemos trabajar para cambiar lo que no nos satisface.

Así pues, ¿no merece la pena detenerse a escuchar nuestro cuerpo, conectar con él, descifrar su lenguaje y conocer la información acerca de nosotras que contiene?

Si te interesa adentrarte en este mundo de información, estás en el lugar correcto. Porque quiero transmitirte una forma de autoconocimiento a través del cuerpo. Quiero acompañarte en el camino hacia tu interior y, para ello, puedo mostrarte ejercicios corporales que te ayudarán.

Si te apuntas a la lista de correo, recibirás un audio gratuito con el que podrás conectar automáticamente con tu cuerpo. Así, cuando te sientas nerviosa, desorientada, o cuando aparezcan esos dolores y malestares que tanto te molestan, tendrás una forma de escucharte y saber qué es lo que te ocurre. Hazte amiga mía y da el primer paso. Recibirás este primer audio y, además, cada mes recibirás un nuevo ejercicio de autoconocimiento a través del cuerpo.

Y, ahora, cuéntame cómo vives la relación con tu cuerpo. ¿Hay alguna cosa que te moleste y te impida sentirte en plena forma? ¿Te duele mucho la espalda, la cabeza…? ¿Cómo lidias con los días en los que te encuentras mal? ¿Crees que hay alguna conexión entre lo que vives y la forma en la que sientes tu cuerpo? Aquí tus opiniones y vivencias son tan importantes como las mías. Me encantará leerte.

Foto: Unsplash.

Descubre los 5 errores que cometes cuando te adentras en el autoconocimiento

Y el curso gratuito Primeros pasos para escuchar tu cuerpo con ejercicios para gestionar tus emociones y aliviar tus malestares corporales

 

Guardar

Guardar

7 comentarios
    • Núria
      Núria Dice:

      ¡Hola, Antonia! Gracias por tu mensaje.
      Estos dolores pueden tener muchas causas y habría que, en primer lugar, descartar que haya alguna patología médica. A parte, tanto la haya como no, podemos trabajar el factor emocional tras esos dolores que sientes. Te escribiré un mail esta tarde y hablamos, ok?
      Un abrazo y muchos ánimos!

      Responder
  1. jovita
    jovita Dice:

    hola Nuria.
    ultimamente me tenso mucho la,zona del cuello y ademas siento como si la,respiracion no acabara,de espirarla. se me queda toda bloqueada,arriba y tambien los ojos me irritan. tengo la,sensacion de bloqueo mental

    Responder
    • Núria
      Núria Dice:

      Hola, Jovita! Gracias por tu mensaje.
      Igual que le he comentado a Antonia, si quieres, puedes consultar a un médico para descartar alguna patología. A parte, sería interesante hacer algunos ejercicios para escuchar el mensaje que quiere darte tu cuerpo con estos dolores y molestias. Te escribo un mail y hablamos un poco más. Un abrazo!

      Responder
  2. Amanda
    Amanda Dice:

    La espalda siempre es mi punto flaco pero es alucinante como se esfuman los dolores cuando me siento feliz. Lo asoció a la incapacidad (que yo asumo tener) de soportar ciertas situaciones. Algo así como demasiada carga… Suerte que hoy, me has preguntado cuál era mi postura! Porque no me había dado cuenta de lo encogida que estaba! Gracias Núria!

    Responder
    • Núria
      Núria Dice:

      Hola, Amanda!
      Es genial que pongas conciencia en tu cuerpo y te des cuenta de cómo las emociones influyen en tus dolores. Reconocer nuestras tensiones nos ayuda a darnos de aquello que necesitamos.
      Gracias por compartir tu experiencia 🙂

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *