Vídeo: Cómo mejorar tus orgasmos

ejercicios-pelvis

Si quieres mejorar tus orgasmos, tienes dos opciones. La primera es buscar alguno de los miles de artículos que recorren la red acerca de técnicas y posturas sexuales diversas. No sé si tus orgasmos mejorarán, pero te lo pasarás muy bien probando cosas nuevas. La segunda opción es estar en contacto profundo con las sensaciones de tu cuerpo y mantenerlo libre de tensiones para que la onda de excitación pueda recorrerte desde los pies hasta la cabeza.

Porque ese es el buen placer. El placer que sube desde la tierra hasta los pies, sigue por tus piernas, traspasa las caderas, llega a tu pecho, y se extiende por el cuello hasta la cabeza. Para que esto ocurra, es necesario que nuestro cuerpo esté libre de tensiones.

Conseguirlo es un trabajo de toda la vida. En nuestras sociedades, estamos muy marcadas por los “tienes que”, “deberías ser”, “no hagas” y otras tantas expresiones similares que limitan nuestra expresión espontánea. De hecho, desde bien pequeñas, nos empiezan a adoctrinar con ese tipo de ideas. Disfrutar, en un clima como este, puede ser difícil.

No obstante, nuestro cuerpo no ha perdido su sabiduría. En ese sentido, es necesario atender a sus peticiones y permitirnos experimentar el placer por el placer. Estos son los primeros pasos que yo recomiendo si se quiere experimentar el gozo de la existencia.

Pero, ey, que aquí habíamos venido a hablar de orgasmos.

Los buenos orgasmos, así como el buen placer, recorren todo el cuerpo. El problema es que la mayoría de nosotras mantenemos la cadera rígida de una u otra forma. Estas tensiones en nuestra pelvis tienen una función: nos permiten no perder el control. Están basadas en el miedo; miedo a que haya una descarga inesperada (sí, estoy hablando de heces y pis), ya que muchas de estas tensiones se establecen en la edad en que nos educan para dejar atrás los pañales (por eso es tan importante permitir el desarrollo natural de los niños y niñas).

El orgasmo también es una descarga y necesita que estemos dispuestas a perder el control. Y, claro, esas mismas tensiones que mantenemos por el miedo inconsciente a hacernos caca o pis encima, limitan la extensión de placer que puede llegar a producirse en el clímax.

Sé que esto puede parecer extraño, ya que no es habitual que te digan que es la tensión que hay en tu pelvis es la que impide que tengas un buen orgasmo. Así que, es hora de dejar el mundo de las ideas y pasar a la práctica. Quiero que seas tú misma la que entre en contacto con las sensaciones que hay en tu pelvis. Te he preparado este vídeo con dos ejercicios que te permitirán adentrarte en tus caderas.

¿Me cuentas en los comentarios qué tal te ha ido? Ten en cuenta que es tan perjudicial tener las caderas muy apretadas como demasiado laxas. Son diferentes caras de la misma moneda.

*Por supuesto que estoy hablando en términos generales a lo largo de todo este artículo y vídeo. La represión sexual en nuestra sociedad ha causado grandes estragos. Así que, en algunas ocasiones, es necesario tratar los traumas propios con psicoterapia, para poder experimentar un placer espontáneo y genuino durante las relaciones sexuales.

No olvides que, si quieres dar el primer paso para aprender a disfrutar de la vida, el 7 de mayo voy a dar el Taller Complacerte, donde trataremos este tema desde el conocimiento de nuestro cuerpo y la escritura.

Si quieres recibir más ejercicios como los de hoy, apúntate a la lista de correo.

Foto: Wil Stewart para Unsplash.

Música vídeo: David Mumford, Bonfire Music.

Descubre los 5 errores que cometes cuando te adentras en el autoconocimiento

Y el curso gratuito Primeros pasos para escuchar tu cuerpo con ejercicios para gestionar tus emociones y aliviar tus malestares corporales

Guardar

Guardar

6 comentarios
  1. Amanda
    Amanda Dice:

    Mujeres conscientes de sus orgasmos, son mujeres conscientes del poderío que hay en ellas. Y una mujer empoderada es para el patriarcado de lo más subversiva. Sé que es un tema que se desvía del artículo, pero es importante que las mujeres no se sientan “defectuosas” y cuándo reflexionen acerca de su sexualidad, investiguen también que prejuicios heredamos de un entorno sistémico, que también nos puede afectar. Ahí lo dejo! Besos! 🙂

    Responder
    • Núria
      Núria Dice:

      Gracias, Amanda, por tu aportación.
      Sin duda es un tema muy interesante a tener en cuenta: cómo el patriarcado nos afecta a todas y cómo, mediante el empoderamiento (que, para mí, es ser consciente y aceptarse a una misma), podemos combatirlo.
      Un abrazo!

      Responder
  2. Yanina
    Yanina Dice:

    Nuria, hay un problema para suscribirme y recibir el material, me da un error y ya he probado varias veces( An error occurred while submitting your data. Please try again). Aprovecho el contacto para preguntarte, cuando te refieres a un trabajo de toda la vida, es literal? o sea debo practicar esos ejercicios todos los dias toda mi vida? una coraza puede disolverse? gracias

    Responder
    • Núria
      Núria Dice:

      ¡Hola, Yanina!

      Gracias por tu mensaje.
      No sé por qué te da error, yo he probado y he podido. Si quieres, puedo suscribirte yo de forma manual. Solo necesito que me lo confirmes por email (nuria@laescritoradetuvida.com) o en un comentario. No es necesario que escribas tu dirección, ya la veo yo.

      El autoconocimiento sí es un trabajo para toda la vida, pero va cambiando. Es decir, algunas corazas o dificultades se disolverán, pero aparecerán otros temas a tratar. Por lo tanto, no hay que hacer los mismos ejercicios toooooda tu vida, pero sí hay que mantener una actitud abierta para aprender de las situaciones que se te presenten.

      ¿He aclarado tu duda?
      Un abrazo!

      Responder
      • Yanina
        Yanina Dice:

        Suscribeme tu por favor.
        Claro, super aclarada mi duda, ya programe mi día para tener el espacio para los ejercicios.
        Entiendo que es tan importante como la práctica de yoga (en mi caso)..
        Muchas gracias por tu entrega.
        Saludos!

        Responder
        • Núria
          Núria Dice:

          ¡Hola, Yanina!

          Ok, ya estás suscrita. En breve recibirás el email de bienvenida.
          Sí, como dices, es importante instaurar estos ejercicios como hábitos, al igual que con el yoga.
          Un abrazo y gracias por tu interés en mi proyecto 🙂

          Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *