Podcast: Cómo ser espiritual si no crees en dios

Cuando sigues el camino del desarrollo personal, en algún momento, se cruzará ante ti la espiritualidad. Si no crees en Dios o sigues una religión, es posible que la palabra se te atraviese, como me sucedió a mí.

Con el tiempo, he aprendido que la espiritualidad no tiene nada que ver con la divinidad ni con la iglesia. Para mí, la espiritualidad se relaciona con la tranquilidad y el presente. Cuando estoy jodida y sigo confiando, estoy siendo espiritual.

No importan tus creencias, importa la confianza que tengas en ellas.

Este es el tema que inaugura mi podcast. Puedes escucharlo aquí debajo o en iVoox, iTunes y Spotify.

Recursos mencionados

Y tú, ¿te consideras espiritual? ¿Has encontrado tu propio sistema de creencias? Cuéntamelo en los comentarios.

Si eres nueva, te invito a la clase gratuita Primeros pasos para escuchar tu cuerpo. Apúntate desde aquí

4 comentarios
  1. Isabel
    Isabel Dice:

    ¡Felicidades Nuria por la creación del espacio Podcast! Me identifico mucho contigo en el tema espiritual. Yo tampoco lo asocio a ninguna religión en particular.
    Para mí hay una Fuerza Superior a nosotros, un poco como la bola esa de luz que creaban en Dragon Ball alzando todos los ciudadanos del mundo las manos. Creo que cada uno tenemos nuestra esencia (¿alma?) y si juntamos nuestra energía se crea la Magia. Esa Magia es la espiritualidad en la que yo creo.
    A parte, creo al igual que tú en la Vida, en la Sabiduría, en la Bondad, en todas las cosas intangibles que hacen que nuestra esencia sea más de una manera o más de otra. ¡La esencia es también espiritualidad!
    Me ha gustado escucharte y reflexionar estos temas 😀 ¡Gracias!

    Responder
    • Núria
      Núria Dice:

      ¡Hola, Isabel!

      Muchas gracias por compartir tus creencias. Me ha encantado la comparación con Dragon Ball. Muy de millenial jaja Yo soy más de usar los símbolos de Harry Potter 😛
      Estoy de acuerdo con que la esencia es espiritualidad. Allí donde «somos», es donde encontramos nuestra sabiduría y bondad.
      Un abrazo!

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *