6 películas para trabajar la tristeza y la pérdida

Cuando tenía unos 15 años, uno de mis hermanos alquiló Inteligencia Artificial para pasar una noche agradable y entretenida. Para mí, el resultado fue desastroso. Terminé llorando a lágrima viva y enfadada con mi hermano por haber traído una película tan triste a casa.

Por aquel entonces, no me sentía nada cómoda con esa emoción, así que luchaba internamente para no sentirla nunca.

Sin embargo, esa coraza protectora no era impenetrable. En ocasiones, había algunos hechos que conseguían traspasar mi armadura defensiva.

Aquel día, fue el cine.

De hecho, escribiendo este artículo, he entendido por qué me entristeció tantísimo Inteligencia Artificial; tocó de lleno en mi drama vital: el miedo al abandono.

Hoy en día, me encanta ver películas de todo tipo. En casa, nuestro plan favorito para casi cualquier momento es sofá, manta y película.

Por mi parte, hay un juego interno que me gusta hacer. A medida que una trama se va desarrollando, me pregunto qué parte de la historia se asemeja en algún punto a mi vida, actual o pasada.

Es decir, busco en qué aspecto de la película me veo reflejada. Así, a veces, puedo expresar mi sentimiento o encuentro nuevas formas de vivir aquello que me resulta difícil.

Con este juego en mente, se me ha ocurrido prepararte un listado de películas con las que podrás adentrarte en la tristeza o el sentimiento de pérdida (que, en esencia, es lo mismo).

¿Por qué la tristeza en concreto? Porque no he escrito nada sobre esta emoción en el blog.

Al final, te daré algunas recomendaciones para que tú también puedas aprovechar el visionado para conocerte un poquito más a ti misma.

 

Si haces click sobre el título en rojo de la película, irás a su enlace en Filmaffinity para ver datos y críticas de la película en cuestión.

Venga, pasemos al listado.

1. A ghost story

La primera de la lista es la última que he visto. De hecho, se ha estrenado hace poco en España y todavía está en algunas salas.

Encabeza este listado porque, sin duda alguna, es la que más te adentra en la tristeza. En concreto, en la melancolía. Tras verla, me quedé con un vacío en el pecho durante un par de días, la sensación que mejor define cómo vivo yo esta emoción.

El argumento es muy sencillo. Un músico muere en un accidente y regresa al hogar que compartía con su esposa en forma de fantasma.

No te cuento más para que puedas disfrutar del resto tú misma.

2. The broken circle breakdown (Alabama Monroe)

Además de tener una banda sonora con canciones de bluegrass fantásticas, Alabama Monroe es la historia de cómo una pareja se enfrenta a la enfermedad de su hija.

Cuando la vi por primera vez, aparte de llorar mucho, me pareció interesante cómo los dos protagonistas se enfrentan a una misma situación dramática de forma completamente diferente.

Y cómo, ese hecho, hace que aparezcan ciertas dificultades en la relación.

3. Blue Valentine

Si estás pasando por un momento difícil en tu relación de pareja, esta es tu película.

Tras varios años juntos y una hija en común, las obligaciones y el día a día se han puesto por delante de la relación que mantienen los dos protagonistas. Para recuperar el amor y la pasión, deciden pasar la noche en un hotel de citas.

Esta película la he visto en dos ocasiones diferentes, en momentos distintos de mi relación. Lo curioso es que ese hecho se reflejó en mi interpretación del final. La primera vez pensé que rompían. La segunda, que seguían juntos.

Tranquila, no te he contado ningún spoiler, la película va más allá de si siguen juntos o si se separan.

4. A Happy Event

Si acabas de tener un bebé y tienes tiempo entre teta y teta o biberón y biberón, dale una oportunidad a esta trama.

La película refleja el cambio profundo que experimenta una mujer cuando se convierte en madre.

No es una película demasiado triste, pero he querido incluirla porque muestra un duelo que muchas de las lectoras habréis tenido que hacer: pasar de mujer independiente a mamá.

Yo no soy madre, pero sí me he interesado mucho por saber cómo es ese cambio de vida y cómo es la realidad de tener una criatura. Por lo que sé, desde la no experiencia, me parece que las angustias de las madres primerizas quedan bastante bien reflejadas.

5. Incendies

Cuando terminó esta película, me sentí profundamente conmovida por la historia de una de las mujeres que aparecen en ella.

Me pareció fascinante cómo podía haber salido adelante a pesar de la tristísima historia que fue su vida. Sin duda alguna, Nawal Marwan es sinónimo de persona resiliente.

Más allá de la trama principal, esta película me transmite un profundo dolor emocional. Todos los que aparecen en ella, incluso las culturas donde está ambientada, escoden una herida.

Y, desde esa herida, construyen sus vidas.

6. Hachiko

Si te gustan los animales y consideras que tus mascotas son un integrante más de la familia, esta es tu historia.

Basada en hechos reales, cuenta la historia de un perro llamado Hachiko. El humano* de Hachiko murió estando en el trabajo, tras haberse despedido de él en la estación de trenes como cada día. La película muestra lo que sucedió con Hachiko a partir de entonces.

Para mí, es un ejemplo de cómo los animales generan lazos de amor tan fuertes como los humanos. Y, por eso, merecen todo nuestro respeto.

Si quieres verla, tienes la versión de Hollywood con Richard Gere o la japonesa, que es la que he enlazado en el título.

 

¿Te ha llamado la atención alguna? ¿Cuál querrías ver?

Si tienes pensado mirar alguna de ellas, te recomiendo que la observes bajo el prisma de “qué puedo aprender sobre mí misma con esta película.”

Para ello, escucha al cuerpo y vive la emoción que te transmita la historia.

Cuando termine, escribe un poco acerca de cómo te sientes. Si lo deseas, puedes responder estas preguntas:

  • ¿Qué es lo que más y lo que menos te ha gustado de la peli?
  • ¿Cómo definirías el sentimiento que más te ha impresionado al verla?
  • ¿En qué partes de la trama o en qué personajes te has visto reflejada?
  • ¿Crees que hay alguna conexión entre lo que has visto y tu propia historia?
  • ¿Qué opinas de la reacción que han tenido los protagonistas frente a sus situaciones?
  • ¿Cómo lo hubieras hecho tú si estuvieras dentro de la peli?
  • ¿Actúas de esa forma en tu vida? Explica por qué sí o por qué no actúas así.
  • Si pudieras, ¿cambiarías alguna parte de historia?
  • ¿Qué concluyes? ¿Qué aprendizaje te llevas?

Ahora te toca a ti. ¿Hay alguna película que me recomiendes? ¿Cuál es la que te ha impresionado más? ¿Vas a ver alguna de las que te he presentado? Seguimos la conversación en los comentarios.

*Si te ha sorprendido que usara la expresión “humano de Hatchiko” en lugar de “dueño de Hatchiko”, te explico por qué. Para mí, los animales deberían tener los mismos o similares derechos a los nuestros porque son seres independientes con sus deseos y necesidades. Referirnos a ellos como sus “dueños” implica que hay cierta relación de “amo/esclavo”. Por eso, prefiero sustituirla por “humano”, ya que al hacer referencia a nuestra raza animal, nos sitúa en el mismo lugar. Ni por encima, ni por debajo de ellos.

Descubre los 5 errores que cometes cuando te adentras en el autoconocimiento

Y el curso gratuito Primeros pasos para escuchar tu cuerpo con ejercicios para gestionar tus emociones y aliviar tus malestares corporales

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

2 comentarios
  1. Luciana
    Luciana Dice:

    Hola Nuria, te escribo porque a mí me pasó lo mismo con Inteligencia Artificial, la sufrí toda y acabé arrebujada en la butaca, llorando a moco y baba, sintiendo mucha vergüenza de ser “humana”.
    La peli nos muestra en nuestra infinita crueldad, nuestra incapacidad para comprometernos y nuestra enorme incapacidad para reconocer el amor.
    ¡Claro que el miedo al abandono es lo mío!
    Hasta ahora no había encontrado otra persona que hubiera sufrido tanto en esa peli como yo.
    Gracias.

    Responder
    • Núria
      Núria Dice:

      ¡Hola, Luciana!

      Gracias por compartirte. Pues a mí me pasa lo mismo, tampoco había encontrado nadie que se hubiera quedado tan impactada con la película como yo. Y sí, es una de esas obras que muestra la parte más mezquina de los humanos.
      Un abrazo!

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *