Vive tranquila, con ilusión y confianza

Recuperando tu estabilidad emocional

Cuando no tienes equilibrio emocional…

  • Te sientes bloqueada, perdida o atrapada. Sabes que necesitas un cambio, pero no tienes claro por dónde empezar.
  • Vives en una montaña rusa emocional: tus días son buenos o malos en función de cómo te sientes.
  • No entiendes tus sentimientos: no sabes por qué lloras, por qué te enfadas, o por qué tienes tanto miedo. Sabes que no es para tanto, pero no puedes evitarlo.
  • Te cuesta llorar o no te enfadas nunca (o solo te enfadas contigo misma).
  • A menudo, tu cuerpo está rígido, notas un nudo en la garganta o en el estómago.

Los sentimientos forman parte de la vida. Por mucho que quieras, no se pueden evitar. Pero la vida se pone cuesta arriba cuando parecen controlarte o definen tu estado de ánimo.