¿Sientes dolor o tensión? Prueba este ejercicio

vibracion-bioenergetica

¿Qué haces cuando te duele el cuerpo? En nuestra cultura, muchas personas se dirigen al botiquín y escogen la pastilla que les conviene. Es una opción respetable. No obstante, te propongo otra posibilidad. ¿Qué te parece tomarte 10 minutos para centrarte en las sensaciones de tu cuerpo y, así, entender el origen de tu dolor?

Imagina una manguera por la que corre el agua libremente. Imagina ahora que alguien se acerca y la pisa. Lo que pasará es que el chorro se debilitará o no llegará a salir, ¿verdad? Lo mismo ocurre con nuestro cuerpo.

Allí donde hay tensión, la energía vital queda reprimida. La energía vital es nuestro combustible, aquello que nos mantiene sanas y con vida. Este vigor tiene muchos nombres. Es posible que te suene el Hara o el Qi, así lo llaman los hindúes y la Medicina Tradicional China. Desde la Terapia de Movimiento, le llamamos Orgón.

O quizá eres una persona que no cree en energías e “historias raras” no comprobadas por la ciencia. No hay problema, te invito a que pienses en este ímpetu como el oxígeno que todas nuestras células necesitan.

Al reprimir una emoción, tenemos que suprimir los impulsos que nacen en nuestro cuerpo. Lo que hacemos es tensar nuestros músculos de formas muy variadas para impedir que el Orgón nos llene de vitalidad. Así, terminamos llenas de dolores y contracturas.

Por lo tanto, para poder librarnos de ese malestar, es necesario reactivar nuestra fuerza interna y permitir que la energía vital nos traspase, desde los pies hasta la cabeza. Para ello, te he preparado este vídeo en el que te explico un ejercicio liberador de tensiones: la vibración bioenergética.

Ten en cuenta que este ejercicio puede ayudarte a que todas esas emociones contenidas salgan hacia el exterior. Si después de hacer la vibración, necesitas volver a la calma, te recomiendo que hagas el enraizamiento.

¿Te ha gustado la práctica? Si te apuntas a la lista de correo, te regalaré un ejercicio de Terapia de Movimiento Libre que te permitirá saber cómo estás y qué es lo que sientes.

¿Me cuentas tu experiencia en los comentarios? Me encantará leerte.

Música: Jason Shaw.

Foto: NASA.

Descubre los 5 errores que cometes cuando te adentras en el autoconocimiento

Y el curso gratuito Primeros pasos para escuchar tu cuerpo con ejercicios para gestionar tus emociones y aliviar tus malestares corporales

Guardar

Guardar

12 comentarios
    • Núria
      Núria Dice:

      Hola, Daniel!

      Gracias por compartir tu experiencia.
      Los bostezos son una clara señal de que tu cuerpo se ha relajado, así que fantástico 😉
      Un abrazo.

      Responder
  1. Lorena
    Lorena Dice:

    Me gusta leerte. Voy en colectivo ahora. En casa lo veré con atención y realizaré la práctica. Muchas gracias! Saludos desde Argentina.

    Responder
  2. Amanda
    Amanda Dice:

    Parece mentira… lo que vibrar despierta. No le recomendaría a nadie que traté de entenderlo con la mente, porque es un lenguaje totalmente distinto. Que es!? Porque la vibración despierta algo, lo agita y expulsa? Es magnífico! 🙂

    Responder
    • Núria
      Núria Dice:

      Cierto. De hecho, cuando llevamos la vibración al máximo, podemos incluso imaginar como si el cerebro rebotara dentro de nuestro cráneo (no lo hace, pero puede sentirse como si así fuera). Cuando llegamos a ese punto, es imposible pensar. Sólo somos cuerpo y sensaciones. Pero, para conseguirlo, hay que entregarse totalmente al movimiento.
      Un fuerte abrazo!

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *